Conductividad

La conductividad del agua es una medida de sales totales y varía en función de la suma de los principales cationes disueltos (Na, K, Mg, Ca) (ver gráfico). En la cuenca Inambari la conductividad del agua tiende a aumentar con la elevación (ver gráfico). Este patrón fue más evidente en las quebradas más pequeñas, cuya área de drenaje refleja mejor la variabilidad local de los suelos y la escorrentía. En términos generales la riqueza del suelo refleja la historia de erosión física y química del lugar. La riqueza del suelo tiende a ser mayor en ambientes altoandinos empinados donde la erosión mecánica expone continuamente los sustratos ricos en iones, asimismo tiende a ser más baja en ambientes de baja inclinación donde ocurre una constante deposición y los  suelos están expuestos a una constante erosión química durante largos períodos. Las tendencias observadas en la conductividad y el contenido de iones en los cuerpos de agua de Inambari reflejan una disminución gradual tanto de la riqueza del suelo como de la escorrentía, desde ambientes a mayores elevaciones con gran inclinación hasta zonas más planas de deposición a menores elevaciones. En las aguas termales y pequeñas quebradas que estos afloramientos formaban se encontraron valores excepcionalmente altos de conductividad. También se encontraron niveles excepcionalmente altos de iones disueltos en varios tributarios de las tierras bajas asociados a zonas urbanas, lo que reflejaría fuentes de contaminación antropogénica. Los niveles más bajos de conductividad y los valores totales más bajos de cationes se encontraron en pequeños tributarios de la selva baja y en lagos aislados en los bofedales altoandinos.

La composición iónica de los ríos y quebradas de la cuenca Inambari varía como respuesta a las diferencias regionales en la composición de la geología superficial. Estos efectos pueden evaluarse mediante el análisis de la relación Mg/(Mg + Ca) con K/(Na + K-Cl) por grupos de muestras de diferentes tributarios del río Inambari (Link Figura: , ya que ambas relaciones varían sistemáticamente de acuerdo a la fuente de origen de los minerales. Aparentemente existe una gama completa de fuente de estos minerales en la cuenca Inambari, lo cual sugiere que la composición varía significativamente entre subcuencas.