Ambientes acuáticos

Los principales humedales en la cuenca Inambari, debido a su extensión, son los ríos y las quebradas (más información en la sección humedales). El río Inambari y su segundo tributario más grande, el Araza, se encuentran muy contaminados con sedimentos y elementos asociados a las actividades de extracción de oro aluvial. El bosque inundable es el segundo humedal más importante de la cuenca Inambari. No existen investigaciones que permitan estimar hasta qué punto las actividades humanas han modificado estos bosques. La cuenca Inambari contiene la mayoría de las praderas y bofedales asociados en las zonas altoandinas de la cuenca Madre de Dios, y casi todos ellos están en el departamento Puno, provincia Carabaya. Lo mismo ocurre en gran medida con respecto a los lagos (lagunas) altoandinas.

 La cuenca Inambari integra una serie de estos ecosistemas acuáticos inter-relacionados y con características específicas: ambientes permanentemente inundados, otros temporalmente inundados (por algunos días) y ambientes frecuentemente inundados por períodos muy cortos (desde un par de horas a algunas horas durante un mismo día). Esta dinámica física entre río y bosque adyacente es determinante desde un punto de vista de la diversidad de humedales ya que ocurre una creación/renovación de hábitats acuáticos “casi constante” en la cuenca, particularmente en las Yungas y la Llanura amazónica, y por tanto determina la necesidad de adaptaciones especiales de las comunidades acuáticas (peces, invertebrados, plantas) a estas condiciones extremas. En las partes más altas de la cuenca Inambari, los glaciares, las lagunas, las turberas, los arroyos y las praderas son unidades de humedales que en conjunto facilitan el almacenamiento y la fuente de agua para las poblaciones y la fauna que habitan en esas regiones. En las partes más bajas a nivel de los bosques de montaña es evidente la relación entre la intensa precipitación y el flujo del río, asociación que ocurre dentro de la cuenca y que es parte fundamental en la dinámica del ciclo del agua. Asimismo, es importante volver a mencionar el rol del Inambari para el mantenimiento de la productividad y conectividad de otros humedales existentes fuera de sus límites hídricos, específicamente para el extenso bosque inundable que ocurre en la cuenca Madre de Dios. Por tanto, la alteración o interrupción de este transporte permanente de agua desde el Inambari hacia la cuenca Madre de Dios, no solamente tendrá efectos en la conectividad y el funcionamiento de los humedales dentro y fuera de la cuenca, sino que también va a producir una alteración directa al ciclo del agua, uno de los mayores beneficios de los humedales que RAMSAR considera clave como parte de un uso racional de los recursos naturales.

Datos sobre humedales en la cuenca Inambari:

Cuerpos de agua 

(ver gráfico / descargar hoja de cálculodescargar pdf)

Aguajales

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Bosque Inundable

(ver gráfico / descargar hoja de cálculodescargar pdf)

Cochas

(ver gráfico / descargar hoja de cálculodescargar pdf)

Lagunas 

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Bosque de yungas

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Formaciones acuáticas herbáceas

Bofedales

Sabanas

Glaciares

Para comparación: Tierra firme 

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

 

* Más información en la sección Humedales