Geología

La geología de la cuenca Inambari, al igual que la del Madre de Dios, está relacionada con la historia del ascenso de los Andes iniciado hace más de 12 millones de años. Su topografía refleja importantes deformaciones que ha sufrido esta zona de la cordillera oriental, lo cual ha tenido una influencia directa en la formación de hábitats acuáticos que ocurren a lo largo del gradiente altitudinal. Dada esta dinámica tectónica y los constantes procesos de erosión que ocurren dentro de la cuenca, se origina un paisaje topográfico que va desde amplias terrazas aluviales y erosionadas en las partes más bajas, hasta pendientes y montañas abruptamente disectadas en las zonas alto andinas.

Casi el 90% de la cuenca Inambari posee una escarpada topografía que se ha desarrollado a partir de rocas sedimentarias del Cretáceo y Terciario. Si consideramos los elevados niveles de precipitación que ocurren dentro de la cuenca, Inambari es un paisaje expuesto a un permanente proceso de erosión, y todo el material es finalmente depositado en las terraza aluviales en las partes más bajas de la cuenca (debajo de los 500 msnm) y que representan únicamente el 10% del área de drenaje. En la llanura amazónica dominan los depósitos aluviales del Terciario superior y Cuaternario, es en estas unidades geológicas donde se concentran los depósitos y placeres de oro que se explotan desde hace más de 40 años en la región Madre de Dios. Dado el permanente recorrido de grandes canales como el río Alto Madre de Dios, Inambari, Tambopata, todos provenientes desde los Andes, estos depósitos son constantemente erosionados y el material aurífero fácilmente expuesto y acumulado durante las épocas de lluvias. La Zonificación Ecológica y económica de la Región Madre de Dios propuesta por el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP) sugiere que la extracción de oro aluvial es una actividad que continúa en incremento en las zonas de selva baja, y últimamente se ha expandido a las terrazas antiguas (Formación Cuaternaria Maldonado) dentro de la cuenca Inambari y cuencas anexas como Colorado (Castro 2008). En las partes más altas de la cuenca Inambari se puede observar afloramientos de rocas metamorfoseadas del paleozoico inferior y del mesozoico, material que ha estado bajo fuertes procesos de fallado y plegado.

Datos sobre formaciones geológicas:

Grupo Ambo

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Fue descrita por primera vez por Newell, N.D. (1949) en la localidad de Ambo, en el departamento de Huánuco. La base del grupo Ambo en el pongo de Coñec está constituida por 12 m de  relleno de canales de grano y estrato decrecientes, constituidos de conglomerados  con clastos redondeados de sílice blanco de 3 a 5 cm, bioclastos de gasterópodos  y braquiópodos y arenisca cuarzosa blanca de grano grueso a fino. Sobreyacen areniscas cuarzosas de grano fino con mica diseminada y nódulos  limoníticos rojos de más de 20 cm de diámetro, intercaladas con lutitas gris  oscuras micáceas interestratificadas en capas delgadas con rizaduras.

Los afloramientos entre el pongo de Coñec y Pillcopata se atribuyen tentativamente a este grupo por su litología, estructuras sedimentarias y por su posición estratigráfica sobre pizarras devonianas y donde consiste de areniscas cuarzosas blancas, ligeramente rosadas con cuarzos hialinos y rosados de grano medio subredondeados, areniscas micáceas estratificadas en bancos de 5 m de grosor con estratificación oblicua y abundante riple marks, aquí son deleznables  por alteración. Se intercalan capas de lutita negra, y capas muy finas de arcillitas ferruginosas abigarradas, en capas de 2 a 5 cm. Hasta 50 cm (Aclarar a que hacen referencia esos 50 cm) Con abundantes huellas de rizaduras. En el río Alto Madre de Dios esta secuencia presenta pequeñas fallas de rumbo siniestrales con desplazamiento de 5 a 15 cm. Transversales a las estructuras andinas. En la carretera esta plegada y su grosor  se estima en más de 300 m. Los afloramientos se pueden seguir desde el pongo de Coñec por el cerro Teparo  punta y sus prolongaciones hacia el noroeste y sureste. En el cerro Pantiacolla  está cubierto por las formaciones más jóvenes del paleozoico superior.  El ambiente deposicional se deduce por la litología, estructuras sedimentarias y  fauna fósil. Así, el contenido de plantas, las pelitas carbonosas, las abundantes  rizaduras, la estratificación oblicua en las areniscas (a veces conglomerática)  rellenando canales y la bioturbación por anélidos, indicarían un ambiente  deposicional de una zona litoral o llanura costera hacia el continente.

Grupos Tarma y Copacabana

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

El Grupo Tarma (Carbonífero Superior) es denominado así por Dumbar, G y Newell, N (1946) en la localidad Villa de Tarma para referirse a una secuencia pelito-calcárea en el Perú central, tratándose de una unidad detrítica con un característico color verde. Litológicamente, se caracteriza de una intercalación de areniscas, limoarcilitas y calizas micríticas, cuya proporción es muy variable. En general la morfología que presenta es relativa dependiendo de la posición de las capas, ya que puede mostrar morfología suave, o abrupta. La cobertura que se forma tiene un desarrollo moderado dando coloraciones amarillentas, beige y en algunos casos brunáceos. Se atribuye a este grupo una secuencia clástica directamente sobre lutitas, constituida en la base por areniscas cuarzosas blanco amarillentas. Se presenta finamente laminada y en ripple marks. Encima areniscas cuarzosa rosada con clastos blandos hacia la base. Basados en su contenido fósil, al igual que en sus relaciones estratigráficas, se asigna al Grupo Tarma una edad  Carbonífero Superior.

El Grupo Copacabana (Permiano) fue definido por Cabrera La Rosa, A. y Petersen, G. (1930), quienes describieron a esta unidad de naturaleza esencialmente carbonatada que afloran en la península de Copacabana. Posteriormente Dunvar, C. y Newell, N.D. (1946) la elevaron a la categoría de grupo. Esta secuencia tiene evidencias de 2 unidades de facies; la primera de facie calcárea constituida por calizas micríticas de tonalidad gris a gris oscuro, compactas y sumamente fosilíferas, depositadas en capas medianas a gruesas; se intercalan lutitas gris oscuras, ligeramente calcáreas y dolomitas gris claras a beige en capas medianas a delgadas. La segunda de facie detrítica calcárea constituida por areniscas y lutitas calcáreas. En la zona, los afloramientos se distribuyen con buena extensión en la parte alta del territorio cordillerano, conformando el macizo de la Cordillera Oriental, donde se encuentran fuertemente plegados y fallados. El Grupo Copacabana suprayace concordantemente al Grupo Tarma, habiéndose colocado el contacto donde terminan las areniscas y comienza una sucesión enteramente calcárea.

Grupos Cabanillas

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

El Grupo Cabanillas (Devoniano) fue descrito por Newell (1949), en el caserío de Cabanillas, al suroeste de Juliaca. El autor describe una secuencia conformada por una gruesa capa de lutitas grises a negras y estratos delgados de cuarcita. Este grupo se extiende desde la cuenca del Marañón hacia el norte. Por el sur sigue hasta Bolivia y norte de Argentina. En general, esta unidad geológica se expone en muchos sectores de la Cordillera oriental, donde se encuentra conformando una gruesa secuencia de lutitas grises a negras y estratos delgados de cuarcita, presenta también estructuras sedimentarias de tipo flysch, y es atravesada por numerosos diques y sills de granitos y gabro-dioritas, que han producido un metamorfismo de contacto en las rocas detríticas que van desde pizarras de grano muy fino, compuestas de cuarzo clorita y muscovita, pasando por hornfels de andalucita hasta hornfels de cordierita de cuarzo y muscovita.

En el rio Piñi Piñi se presentan igualmente las pizarras grafíticas muy plegadas intruidas por diques. Geólogos de la Universidad de San Agustín de Arequipa hallaron aguas abajo del puente Pillcopata bivalvos identificados como Australocoelia cf. Tourteloti Boucot & Gill de edad emsiano-eifeliana del Devoniano inferior a medio. En el congo de Coñec se encontró bivalvos del genero Paracyclas aff. P lirata (CONRAD) de edad eifeliano-givetiana del Devoniano medio.

Grupo Copacabana

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Definido por Cabrera La Rosa, A. y Petersen, G. (1930) como formación Copacabana, quienes describieron a esta unidad de naturaleza esencialmente carbonatada que afloran en la península de Copacabana. Posteriormente Dunvar, C. y Newell, N.D. (1946) la elevaron a la categoría de grupo. Esta secuencia tiene evidencias de 2 unidades de facies; la primera de facie calcárea constituida por calizas micríticas de tonalidad gris a gris oscuro, compactas y sumamente fosilíferas, depositadas en capas medianas a gruesas; se intercalan lutitas gris oscuras, ligeramente calcáreas y dolomitas gris claras a beige en capas medianas a delgadas. La segunda de facie detrítica calcárea constituida por areniscas y lutitas calcáreas. En la zona, los afloramientos se distribuyen con buena extensión en la parte alta del territorio cordillerano, conformando el macizo de la Cordillera Oriental, donde se encuentran fuertemente plegados y fallados.

El Grupo Copacabana suprayace concordantemente al Grupo Tarma, habiéndose colocado el contacto donde terminan las areniscas y comienza una sucesión enteramente calcárea.

Grupo Huayabamba

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

William, D. (1949) introduce esta denominación para referirse a una gruesa secuencia de capas rojas que sobreyacen a la Formación Vivian, y se expone ampliamente en el valle del rio del mismo nombre. La unidad fue reportada por Dávila y Ponce de León (1972) en el valle del rio Inambari; del mismo modo, por Valdivia H. (1974) entre los ríos Manu e Inambari; por Laubacher G. (1977) en los ríos La Pampa y Tambopata. La unidad en su conjunto  se caracteriza por estar conformada de una monótona sucesión de areniscas rojizas de grano grueso a medio en capas gruesas principalmente de lodolitas rojizas de grano grueso a medio en capas gruesas principalmente de lodolitas rojizas que se intercalan con limoarcilitas también del mismo color. Las areniscas se caracterizan por ser de litofacies arcósicas y grauváquicas, de conspicuo color rojo brunáceo, que aparecen en capas generalmente gruesas a medianas. Por su parte las limoarcilitas y limolitas se caracterizan por ser de facies grauváquicas de estructuras tanto maciza como laminar. El color puede, en algunos casos variar a gris verdoso. Generalmente son de poca consistencia. En la parte inferior, Valdivia H. (1974) reporta algunas intercalaciones de pelitas calcáreas ocasionalmente. Se intercalan algunas areniscas de grano fino, de color brunáceo, en capas medianas a gruesas; puede presentar estratificación sesgada.

Esta unidad que representa gran parte del paleógeno y del Neógeno, es una secuencia de rocas sedimentarias que tiene como característica su carácter clástico y su coloración rojiza, siendo de origen continental, depositadas en un medio fluviátil y con llanuras inundables. Las formas de sus afloramientos son  de colinas redondeadas con pendientes suaves, en las que se forma un drenaje dendrítico. El grupo Huayabamba contiene fósiles (flora y fauna) continentales, entre los que se pueden mencionar a las carofitas, ostrácodos y algunos restos de gasterópodos y pelecípodos no identificados. Se le estima un grosor de más de 1000 metros. La unidad sobreyace concordantemente a la Formación Vivian, e infrayace en igual relación a la Formación Ipururo. Según la posición estratigráfica , la unidad estaría comprendida entre el Cretáceo mas superior y el Paleógeno., por lo que según ello, el Grupo Huayabamba correspondería al intervalo Cretáceo superior alto-Mioceno.

Grupo Mitu

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Se distinguen dos sub-unidades litoestratigráficas: una compuesta por brechas y conglomerados intercalados con areniscas y limolítas, los conglomerados contienen clastos de calizas con fusulinas, volcánicos y cuarcitas, secuencias interpretadas como conos aluviales relacionadas a una tectónica sinsedimentaria y la otra compuesta de brechas, aglomerados y coladas volcánicas de basaltos, riolitas e ignimbritas, intercaladas con rocas sedimentarias, estas dos unidades son relativas ya que en algunos sectores solamente aflora una de ellas. Se le puede encontrar en las partes altas de las provincias de Paucartambo, Manu y Quispicanchi.

Grupo Oriente

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Definido por Kummel, B. (1948) como Formación Oriente, el cual separó en 6 miembros: Cushabatay, Aguanuya, Esperanza, Paco, Agua Caliente y Huaya. Posteriormente, Zegarra, J. y Olaechea, J. (1970) agruparon estos miembros en 3 formaciones: Cushabaya, Esperanza y Agua Caliente, y elevaron de categoría a la inicialmente Formación Oriente, denominándola Grupo Oriente. Las unidades sedimentarias cretácicas se localizan como una franja en el sector sur-occidental de la cuenca Madre de Dios , donde conforman la Faja Subandina, integrando los flancos del anticlinal de Pantiacolla y el flanco occidental del sinclinal de Palotoa, así como las nacientes del río Manú; sin embargo sus unidades han sido ligeramente diferenciadas en el plano geológico, debido al carácter alargado y estrecho de los afloramientos y por la escala de trabajo. El espesor de sus estratos se adelgaza debido a que se hallan intensamente plegados y fallados; sus capas presentan fuertes buzamientos llegando en algunos casos a ser verticales. Su litología está compuesta por una secuencia de areniscas cuarzosas de color blanco a pardo amarillentas, duras a friables, de grano fino a grueso, bien clasificadas, depositadas en capas medianas o gruesas con estratificación sesgada, en parte con buena porosidad y permeabilidad; contiene además intercalaciones de lodolitas rojizas así como lutitas y calizas grises a negras, en horizontes más delgados. Son sedimentos depositados en un mar somero epicontinental que oscilaba entre etapas de transgresión y regresión.

Grupo San José

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

En 1973 Laubacher. G describe en la localidad de San José, ubicada en el valle del río Sandia una conspicua y gruesa secuencia pelítica oscura conteniendo fauna graptolítica, con el nombre de formación Sam José. Posteriormente, De La Cruz, N. y Carpio, M. (1996) la elevan a categoría de grupo, diferenciando dos formaciones: Iparo y Purumpata. En el área de trabajo la unidad se expone cerca al rio Inambari y rio Huari Huari- Inambari. Se extiende a lo largo de una faja NO-SE paralelo al rumbo de la cordillera oriental. La formación está  constituida en la parte inferior de limolitas calcáreas gris oscuras azulinas, en estratos delgados, con alteraciones amarillentas, conteniendo abundante fauna tal como trilobites, graptolites y gasterópodos. Continúan pizarras negras calcáreas con una esquistosidad de rumbo NO-SE. Hacia la parte superior continúan lutitas gris verdosas nodulosas, intercaladas con areniscas cuarzosas que intemperizan a un color pardo amarillento; lutitas calcáreas astillosas y limolitas cuarzosas en capas delgadas (istones), seguida de arenisca blanquecina cuarzosa de grano medio que pasa a la Formación Sandia. Teniendo en cuenta el contenido faunístico se puede asignarle una edad llanvirniana, es decir que corresponde al nivel medio del Ordovícico.

Grupo Tarma

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Denominado así por Dumbar, G y Newell, N (1946) en la localidad Villa de Tarma para referirse a una secuencia pelito-calcárea en el Perú central, tratándose de una unidad detrítica con un característico color verde. Litológicamente, se caracteriza de una intercalación de areniscas, limoarcilitas y calizas micríticas, cuya proporción es muy variable. En general la morfología que presenta es relativa dependiendo de la posición de las capas, ya que puede mostrar morfología suave, o abrupta. La cobertura que se forma tiene un desarrollo moderado dando coloraciones amarillentas, beige  en algunos casos brunáceos. Se atribuye a este grupo una secuencia clástica directamente sobre lutitas, constituida en la base por areniscas cuarzosas blanco amarillentas. Se presenta finamente laminada y en ripple marks. Encima areniscas cuarzosa rosada con clastos blandos hacia la base. Basados en su contenido fósil, al igual que en sus relaciones estratigráficas, se asigna al Grupo Tarma una edad  Carbonífero Superior.

Grupos Ambo, Tarma y Copacabana

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Depósitos fluviales

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Esta unidad es conspicua debida a su posición estratigráfica, pues ha sufrido severos procesos de levantamientos que han configurado relieves muy particulares de colinas altas con materiales típicamente fluviatiles de gran dinámica de corriente. Se encuentra distribuida en gran parte de la reserva comunal Amarakaeri, al sur de la localidad de Salvación, en las quebradas, Carbón, Yunguyo y Salvación. Su edad se estima dentro del Pleistoceno, pues suprayace en discordancia angular y erosional a las formaciones terciarias, especialmente a la Formación Punquiri (Foto 22), esporádicamente a las formaciones Madre de Dios y Tavara.

Depósitos glaciares

(ver gráfico descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

A nivel de toda la cuenca se ha diferenciado varias etapas de acumulación morrénica, fluglaciar, glaciar y glaciofluvial homogenizándose como depósitos morrénicos fluvioglaciares para el cartografiado de toda la cuenca Madre de Dios. La configuración litológica de estos depósitos es básicamente por bloques angulosos no muy estratificados de gravas angulosas de diferentes tipos de roca, englobado en una matriz de arena y arcilla.

Depósitos aluviales recientes

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo descargar pdf)

Depósitos fluviales antiguos

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Formación Ananea

(ver gráfico descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Esta unidad fue descrita inicialmente por Laubacher, G. (1978), en la localidad de Ananea, en el sector suroriental del Perú. El autor describe una secuencia esencialmente de lutitas negras ligeramente metamorfizadas, afectadas por esquistosidades de flujo, en este sector tiene un espesor aproximado de 2500m. Estudios complementarios en la Cordillera Oriental, realizados por muchos autores han descrito a la secuencia sedimentaria “Ananea”, por una potente secuencia de pizarras y limoarcillitas pizarrosas de colores grises a negras, sin estratificación visible, conteniendo hacia el tope capitas delgadas de areniscas y cuarcitas en forma limitada. Las pizarras no son muy compactas y se intemperizan fácilmente adquiriendo un color cenizo. Debido a la fragilidad de las pizarras, los afloramientos presentan alteraciones afectados por la constante erosión.

En la cordillera oriental su espesor se estima en 2500m (Lauber G. 1978), mientras que la Faja Subandina de la región de Madre de Dios varía entre 560 y 660 m, debido a que ha sido fuertemente fallado y plegado. Su distribución se localiza en el sector suroccidental del área de trabajo, confirmando la cadena montañosa de la cordillera oriental, en los ríos Providencia y Callanca. Además son por lo general alargadas, como las que están muy cerca de los ríos Sandia, Nacureque, Patambuco, Limbani. Su morfología en general se caracteriza por relieves suaves con buena cobertura,  sin embargo en otros lugares se presentan muy deformadas y con morfologías abruptas, formando valles angostos tal como se observa en el valle del rio Patambuco, en la quebrada Sallaco, etc. Se tiene reportes de fauna fósil en la secuencia de la formación Ananea tal como el Veryhachium Rhomboidium encontrado por Dávila y Ponce de León (1972) en el valle del rio Inambari y el coral rugoso Heterophrentis sp. 

Formación Ipururo

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Definido por Kummel, B. (1948) en la quebrada Ipururo, afluente del río Cushabatay, al noroeste de la localidad de Contamina, donde reporto una secuencia compuesta por areniscas y limolitas rojizas. Esta formación se halla constituida en su sección inferior por arcillitas rojizas calcáreas, graduando a limolitas, con intercalaciones de areniscas finas gris claras a verdosas y horizontes calcáreos. En su sección media incluye margas grises, areniscas rojizas de grano fino a medio, arcillitas rojas calcáreas y sedimentos volcánicos. En la sección superior, comprende areniscas de tonalidades que van desde pardo, marrón, rojo y grisáceas con estratificación sesgada y granos de débil cohesión, intercaladas con arcillitas rojizas. Las capas que afloran en el llano amazónico prácticamente no han sido disturbadas por lo que se hallan en posición horizontal a subhorizontal, en tanto las que ocurren en territorio cordillerano presentan un fuerte disturbamiento (influencia de la tectónica andina).

Esta unidad está restringida en el sector noroccidental del área de estudio, en la zona fronteriza con el departamento de Ucayali, y es cortado por el rio Manu en su curso alto, donde se halla en contacto con materiales terciarios y cuaternarios. Estos afloramientos configuran generalmente un territorio disectado en colinas bajas de cimas cónicas. La formación sobreyace transicionalmente a las formaciones terciarias tales como Punquiri, Mazuco y Madre de Dios; e infrayace con discordancia angular a erosional a los sedimentos cuaternarios. Por su posición estratigráfica, se le data como del Terciario superior (Mioceno-Plioceno).

Formación Quenamari

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Los depósitos aluviales recientes constituyen acumulaciones aluviales depositadas en el límite Pleistoceno – Holoceno, por la red de drenaje desarrollada en aquél entonces. Consiste de materiales finos como arenas, limos y arcillas, no consolidadas o con ligera consolidación. Frecuentemente conforma terrenos con serios problemas de drenaje, que limitan su uso y ocupación. Estas acumulaciones conforman el nivel de terrazas medias de 8 a 15 metros de altura. Se distribuyen en forma muy dispersa en los sistemas fluviales de la cuenca Madre de Dios. Su localización ocurre en ambas márgenes del río Madre de Dios y en algunos de sus principales afluentes.

Formación Titán

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Se denomina así a una secuencia arcillosa conglomerádica. Esta formación se encuentra bien dispersa (en afloramientos aislados) debido a la erosión de los ríos que han dejado terrazas colgadas y superficies subhorizontales a su vez formando lomadas de superficie subredondeadas. En el ámbito de trabajo las áreas mejor expuestas se encuentran en San Miguel de Putumayo, en la mina chabuca y alrededores, constituidos por una secuencia conglomerádica heterogénea subhorizontal, en una matriz areno-limosa y de consolidación incipiente, intercalados con algunos niveles lenticulares de lodolitas gris marrón en capas delgadas. En el campo se les reconoce por presentar una  morfología suave, y es muy vulnerable a los agentes de erosión ocasionando en algunos casos pequeños deslizamientos. Esta formación está constituido por clastos y bloques de cuarcitas subredondeados de variado tamaño, siendo comunes los bloques  de 40 a 60 cm o muy raros de más de un metro, se encuentran en una matriz limoarcillítica y arenosa, de color muy característico, predominantemente rojizo amarillento algo blanquecino. A la formación Titán se le asigna una edad del  Plioceno, por su posición estratigráfica, ya que se correlaciona con los depósitos que rellenaron la cuenca Madre de Dios y estas se quedaron como pequeños remanentes a lo largo de la Faja Subandina como parte del abanico aluvial.

Formación Vivian

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

El nombre fue definido por Kummer, B. (1948) en la quebrada de Vívian del anticlinal de Contamana, quien la describe como una secuencia de areniscas de color blanco, de grano fino a grueso, porosas y permeables, en capas muy gruesas y con fuerte estratificación cruzada. Se trata de una secuencia de areniscas blancas cuarzosas sacaroides de grano fino a grueso, las que en partes muestran coloraciones amarillentas por oxidación de los minerales ferromagnesianos que pueden estar constituyendo parte de la roca en algunos niveles. Se trata de areniscas bien seleccionadas  ocasionalmente cuarcitas, cuyos granos son subredondeados a redondeados, indicando transporte eólico. En partes se muestran friables a duras y casi siempre con estratificación cruzada. Entre los estratos de areniscas se puede tener intercalaciones de escasos niveles delgados de limolitas  y lutitas rojizas, a veces abigarradas. Esta unidad es muy pobre en fósiles; Elsik (1964 y 1966) reporta en la región de Contamana géneros de esporas atribuyéndole una unidad que va desde el Campaniano hasta el Maestrichtiano (Cretáceo superior).

Formación Volcánica – Sandia

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Descrita por Laubacher, G. (1978), quien describe una secuencia litoestratigráfica en la localidad de Sandia (Valle del Sandia), compuesta por estratos gruesos a delgados de cuarcitas intercalados con delgadas capas de pizarras y pizarras cuarzosas laminares. Esta unidad ha sido descrita en forma general como una secuencia de areniscas cuarzosas de grano fino a medio, de color gris claro a blanquecino, depositadas en capas delgadas a medianas, con intercalaciones de lutitas oscuras finamente laminadas. En algunos niveles las areniscas presentan estratificación cruzada. En su sección superior las areniscas pasan a cuarcitas de color gris claro a gris olivo, que al intemperizarse adquieren un color marrón. Su relación sedimentaria con la formación subyacente no ha sido observada con claridad, sin embargo en algunos sectores se supone se halla en contacto fallado. Por su posición estratigráfica se le asigna una edad correspondiente al Ordoviciano superior (Paleozoico inferior).

Formación Chonta

Fue descubierto por Morán, R, y Fyfe, D. (1933), en la Isla de Chonta, en el río Pachitea, donde definieron una secuencia compuesta por lutitas, margas y calizas. Su litología esencialmente está compuesta por calizas y pelitas calcáreas y en menor proporción por areniscas. Las calizas se presentan en capas gruesas y delgadas de colores oscuros. Las lutitas y margas son de colores gris oscuro, negra y parda. Se encuentran interestratificadas con calizas y limolitas grises a cremas. Las areniscas son blancas a grises. Su distribución se manifiesta a lo largo de la cadena subandina, en la cuenca alta del río Inambari, y a lo largo de los cerros Teparo Punta y Pantiacolla, en ambos flancos del anticlinal corta a los ríos Inambari, Alto Madre de Dios, Sotileja, Fierro y Providencia.

La formación fue depositada en un mar de aguas poco profundas y de carácter transgresivo. Sobreyace transicionalmente a los sedimentos de Grupo Oriente e infrayace en contacto normal a los clásticos de la Formación Vivían. Basándose en su contenido de fósiles (bivalvos), se le asigna una edad comprendida entre el Cretáceo medio a superior.

Formación Moho

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Formación Pagoreni – Puyeni

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Formación Maras

Granito

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Granito, granodiorita

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)

Granodiorita

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo descargar pdf)

Dacita

(ver gráfico / descargar hoja de cálculo / descargar pdf)