Montañas

Los geólogos y geógrafos dividen por lo general a los Andes peruanos en tres cordilleras: Occidental, Central y Oriental. Los ríos Marañón y Ucayali, que juntos forman el gran río Amazonas, recorren estas tres cordilleras, mientras que la cuenca del río Madre de Dios en el sureste peruano drena solamente la vertiente oriental de la cordillera Oriental. La cordillera Oriental se divide en pequeñas cordilleras, entre las cuales se encuentran las de Vilcanota, Carabaya y Apolobamba, que forman parte de la cuenca Madre de Dios. Aproximadamente 450 km de los Andes orientales forman parte de las cabeceras de la cuenca Madre de Dios.

A las pequeñas elevaciones de montaña también se les conoce como cadenas. La cadena Pantiacolla se encuentra localizada entre las cabeceras del los ríos Colorado y Alto Madre de Dios, parte de esta cadena se encuentra en el Parque Nacional Manu. Al norte del Parque Nacional Manu existe otra cadena en forma de ‘L’ que no tiene nombre, la cual, a manera de una península, sirve como una divisoria de aguas entre las cuencas de los ríos Urubamba, Purús y Madre de Dios. En la base de esta cadena se encuentra el famoso istmo de Fitzcarrald.

Comenzando por el norte, las cabeceras del río Manu se encuentran en la cordillera Oriental. Los picos más altos alcanzan aproximadamente 4,700 msnm con la presencia de pocos y pequeños glaciares. Al sureste de estas elevaciones se encuentra la cordillera de Vilcanota, que se extiende por unos 100 km. El pico más alto de la cordillera de Vilcanota es el nevado Ausangate con 6,384 msnm, el cual ocupa la ubicación 20 entre los más altos de los Andes y es el séptimo más elevado del Perú. Desde el nevado Ausangate fluyen arroyos que alimentan la cuenca alta del río Araza en la cuenca del Madre de Dios, y hacia el oeste fluyen hacia el río Vilcanota, formando las partes más altas de la cuenca del Ucayali. En las cabeceras de la cuenca Madre de Dios existen por lo menos 30 picos superiores a 5,000 msnm que forman parte de la cordillera de Vilcanota, cuyas aguas fluyen hacia la cuenca amazónica, dentro de estos picos al menos tres de ellos tienen entre 6,000 y 6,050 metros de elevación. Hacia el norte de la cordillera de Vilcanota drenan los ríos Pilcopata y Kosñipata, tributarios del río Alto Madre de Dios en la frontera sur del Parque Nacional Manu. Al este de la cordillera de Vilcanota drenan los ríos Marcapata y San Gabán que forman parte de las cabeceras del río Inambari. Las cabeceras ubicadas al sur y oeste forman parte del río Vilcanota, el cual pasa cerca de la ciudad de Cusco. Algunas quebradas provenientes del nevado Ausangate drenan también en Sibinacocha, una enorme laguna en la parte alta de la cuenca del Vilcanota. La laguna Sibinacocha se ubica en el lado oriental del nevado Ausangate y tiene una quebrada que desemboca en las cabeceras de la cuenca del Araza.

El sureste de la cuenca Madre de Dios incluye las cordilleras Carabaya y Apolobamba, que a su vez colindan con el Altiplano peruano y boliviano. La cordillera de Apolobamba es una extensión de la cordillera Real de Bolivia y su pico más alto en el Perú es el nevado Ananea con 5,852 metros. El pico más alto de la cordillera de Carabaya es el nevado Allincapac con 5,780 metros. La mayor parte del drenaje occidental de las cordilleras de Carabaya y Apolobamba fluye principalmente hacia el lago Titicaca. Las cabeceras del río Inambari drenan principalmente el lado oriental de la cordillera de Carabaya.