Mancomunidad de Municipios de la Cuenca del Río Inambari

En el marco de la Octava Política de Estado del Acuerdo Nacional, sobre descentralización política, económica y administrativa para el desarrollo integral, armónico y sostenido del país, las fuerzas políticas del país, así como el Gobierno expresan el compromiso de construir un sistema de autonomías políticas, económicas y administrativas, basado en la aplicación del principio de subsidiariedad y complementariedad entre los niveles de gobierno nacional, regional y local, con el fin de fortalecer a estos últimos y propiciar el crecimiento de sus economías. Asimismo, se propone como un objetivo del Estado, favorecer el asociacionismo intermunicipal e interregional para el tratamiento de temas específicos, y fomentar mecanismos de compensación presupuestal para casos de desastre natural y de otra índole, de acuerdo al grado de pobreza de cada región.

Ahora bien, 5 años después de la adopción de esta Política de Estado, se publica la Ley de la Mancomunidad Municipalidad. En esta norma se define la Mancomunidad Municipal como el acuerdo voluntario de dos (2) o más municipalidades, colindantes o no, que se unen para la prestación conjunta de servicios y la ejecución de obras, promoviendo el desarrollo local, la participación ciudadana y el mejoramiento de la calidad de los servicios a los ciudadanos.

Las Mancomunidades Municipales, por ámbito territorial, se tipifican en:

– Mancomunidad Municipal Provincial.-  cuyo ámbito territorial está formado por dos o más provincias, que corresponden a las municipalidades provinciales intervinientes. Adicionalmente, su ámbito territorial podrá comprender uno o más distritos, que correspondan a municipalidades distritales de otras provincias.

– Mancomunidad Municipal Distrital.- cuyo ámbito territorial está formado por dos o más distritos, que corresponden a las municipalidades distritales intervinientes. Adicionalmente podrá participar una única municipalidad provincial, supuesto que determinará sólo la suma del distrito del cercado al ámbito territorial de la Mancomunidad Municipal.

La Mancomunidad Municipal de la Cuenca del Inambari (MMCI):

La Mancomunidad Municipal de la Cuenca del Inambari (MMCI) surge a iniciativa de las municipalidades provinciales de Tambopata y Carabaya el 2011. La constitución de la MMCI fue el resultado de procesos de información y consulta con Municipios distritales como los de Inambari, San Gabán, Camanti , y con organizaciones de la sociedad civil, que consideraron la necesidad de evaluar opciones como las de desarrollar asociaciones de municipalidades para enfrentar los crecientes desafíos del desarrollo en el ámbito de la cuenca de Inambari.

Los dos Municipios provinciales acordaron en Junio del 2012 iniciar el proceso de conformación de la MMCI para la planificación y gestión del territorio con enfoque de cuenca. A fines del 2013, concluyó la fase preliminar de conformación de la Mancomunidad con la inscripción en la presidencia del Consejo de Ministros como entidad pública descentralizada de nivel de gobierno provincial. La MMCI sustenta su conformación en el hecho de que las dos provincias son parte de la cuenca del Inambari, y comparten sus recursos hídricos, el corredor económico de la carretera interoceánica y tienen problemáticas comunes, como los impactos de la minería ilegal.

La MMCI es en estos momentos, la primera entidad interinstitucional que se instala en el espacio que articula lo local y lo interregional, que tiene la legalidad y el poder de decisión para convocar a los actores clave en las 3 regiones que hacen parte de la cuenca y a las autoridades sectoriales con mandatos en la cuenca, sobre sus recursos, medio ambiente y su territorio para iniciar la construcción del sistema de gobernanza y gestión de la cuenca.

Para su conformación, la MMCI desarrolló su visión, la cual fue elaborada en un proceso que contó con la participación de las gerencias de planificación, medio ambiente y desarrollo de las Municipalidades provinciales de Tambopata y Carabaya y con asistencia técnica de instituciones de sociedad civil. Las propuestas desarrolladas fueron consultadas modificadas y validadas en reuniones de las autoridades y Consejos Municipales de las regiones de Puno y Madre de Dios, hasta la obtención y aprobación de la versión final de la visión para la gestión integrada de la cuenca y sus recursos hídricos, que fue incorporada en los estatutos de conformación de la mancomunidad.

Para mayor información mira el Facebook de la MMCI

Visión de la Mancomunidad Municipal de la Cuenca del Inambari:

“Al 2021 la Mancomunidad Municipal contribuye decisivamente a la gobernanza y al desarrollo social, económico y ambiental de su ámbito, con enfoque territorial y de cuenca, reflejándose en la mejora de la calidad de vida de sus habitantes y en el mejor aprovechamiento del potencial humano, garantizando seguridad alimentaria, educación, tecnología y el desarrollo integral, en la gestión eficiente del desarrollo económico, en la obtención de beneficios por servicios ambientales, en el dinamismo de actividades económicas sostenibles, incluyendo el turismo, el uso sostenible de los recursos naturales y la conservación de sus recursos hídricos, basadas en medidas concertadas.”

La gestión integrada en la cuenca será posible si se inicia con la planificación del territorio y de los recursos hídricos en forma conjunta. Esto implica articular a los actores competentes en la gestión de la cuenca en una plataforma institucional elegible y establecer las transferencias y/o delegación de las competencias necesarias para ser implementadas en el territorio. En este sentido es fundamental que la Mancomunidad Municipal de la Cuenca del Inambari, se constituya en el espacio de articulación e interlocución con las municipalidades, en base a los intereses de la población y a sus plataformas de consulta, como el Consejo de Coordinación Local, los presupuestos participativos y los cabildos municipales, incluyendo a organizaciones comunitarias y sociales como el caso de las Rondas Campesinas Provincial y Distrital que tienen gran influencia en la zona andina de la cuenca.

La MMCI además, propone un conjunto de objetivos ambientales y socio económicos a escala de cuenca.

Objetivos Ambientales:

1. Lograr la gestión del ambiente mediante el enfoque de cuenca y ordenamiento territorial.
2. Apoyar a la gestión de los recursos hídricos en las cuencas y microcuencas.
3. Recuperar áreas degradadas, conservar y usar de manera sostenible las cuencas y microcuencas.
4. Contribuir a la conservación de la biodiversidad y la defensa del medio ambiente

Objetivos Socio-económicos:

1. Reducir la desnutrición y lograr la seguridad alimentaria.
2. Mejorar los servicios de salud, saneamiento básico y salubridad.
3. Construir y equipar infraestructura educativa en todos los niveles educativos.
4. Realizar infraestructuras rurales y urbanas indispensables para el mejoramiento de la producción, comercio, transporte y comunicaciones.
5. Promover la implementación de plantas productivas que otorguen valor agregado a los productos de la zona.
6. Alcanzar el desarrollo de energías renovables y energía eléctrica.
7. Fortalecer la producción agropecuaria

Naturaleza legal de la Mancomunidad:

Las municipalidades asociadas se rigen por los siguientes principios:

a) Integración.- Promueve la integración local como base para la interacción regional y nacional. La articulación de las municipalidades puede ser económica, social, fiscal, cultural y política.

b) Pluralismo.- Asocia a cualquier municipalidad al margen de las convicciones políticas, religiosas o de otra índole de sus autoridades.

c) Concertación.- Orienta la distribución concertada de responsabilidades de sus miembros, de otras instituciones y de las organizaciones representativas de la población.

d) Desarrollo Local.- Impulsa el desarrollo local integral y sostenible en armonía con los planes de desarrollo concertado de las municipalidades asociadas.

e) Autonomía.- Otorga la facultad para ejercer actos administrativos con respeto mutuo de las competencias municipales.

f) Equidad.- Apoya la igualdad de oportunidades y el acceso a los beneficios de la población de las municipalidades que la componen.

g) Eficiencia.- Promueve la optimización y adecuada utilización de recursos en función a los objetivos propuestos.

h) Solidaridad.- Afronta los retos de la gestión local en forma conjunta para obtener resultados satisfactorios.

i) Subsidiariedad.- Prioriza a la municipalidad miembro más cercana a la población como la más idónea para cumplir con los fines de la mancomunidad.

j) Sostenibilidad.- Se sustenta en la integración equilibrada y permanente de las municipalidades para la satisfacción de las necesidades de las actuales y futuras generaciones.

Las municipalidades se vinculan a través de mancomunidades con cualquiera de los siguientes objetivos:

  1. Promocionar y ejecutar proyectos que por su monto de inversión y magnitud de operación superen el ámbito jurisdiccional y las posibilidades particulares de cada gobierno local.
  2. Ejecutar acciones, convenios y proyectos conjuntos, principalmente entre las municipalidades que compartan cuencas hidrográficas, corredores viales, turísticos, económicos, zonas ecológicas comunes, que involucren participación financiera, técnica y de equipo para realizar proyectos determinados.
  3. Elaborar, gestionar, promover e implementar proyectos ante entidades nacionales e internacionales, públicas y/o privadas, que busquen y auspicien el desarrollo económico, productivo, social y cultural; pudiendo para ello gestionar recursos financieros, humanos y técnicos ante distintas fuentes, en concordancia con las normas vigentes sobre la materia.
  4. Procurar mejores niveles de eficiencia y eficacia en la gestión de los gobiernos locales a través del cumplimiento de las normas de transparencia, rendición de cuentas y acceso a la información, propiciando la participación ciudadana, la modernización de la gestión municipal y los procesos de integración y desarrollo económico local.
  5. Desarrollar e implementar planes y experiencias conjuntas de desarrollo de capacidades, asistencia técnica e investigación tecnológica en convenio con universidades, institutos superiores y otras entidades educativas públicas y privadas.

Constitución de la Mancomunidad Municipal

  • La voluntad de constituir una Mancomunidad Municipal y su estatuto se aprueba mediante ordenanza de las respectivas municipalidades intervinientes, sustentada en los informes técnicos que den viabilidad a su creación.
  • El estatuto de la Mancomunidad Municipal debe establecer su denominación, domicilio, ámbito territorial, objeto y funciones, órganos directivos, recursos, plazo de duración, reglas para la disposición de sus bienes en caso de disolución y otras condiciones necesarias para su funcionamiento.
  • Luego de la verificación del cumplimiento de los requisitos presentados por la Mancomunidad Municipal, la Presidencia del Consejo de Ministros, mediante resolución de la Secretaría de Descentralización, dispone su inscripción en el Registro de Mancomunidades Municipales. Este registro, otorga personería jurídica de derecho público a la Mancomunidad Municipal.
  •  La Mancomunidad Municipal constituye una entidad pública que se encuentra sujeta al Sistema Nacional de Presupuesto y los otros sistemas administrativos del Estado.

El funcionamiento de la Mancomunidad Municipal, así como los proyectos que ejecute y la prestación de servicios que se le encarguen, se financian con cargo al presupuesto de cada una de las municipalidades intervinientes, con los aportes efectuados en el marco de lo establecido en el artículo 10 de la Ley Nº 29029, Ley de la Mancomunidad Municipal, y con recursos provenientes de donaciones que reciban directamente de entidades que no pertenezcan al sector público.

Una municipalidad puede participar en más de una Mancomunidad Municipal, siempre que su objeto sea diferente. En el caso de las municipalidades no colindantes podrán integrar una Mancomunidad Municipal, siempre que la continuidad territorial no constituya una condición necesaria para la prestación de servicios y la ejecución de obras o proyectos de inversión pública. En este sentido, el Reglamento de la Ley de la Mancomunidad Municipal prevé los siguientes tipos Mancomunidades Municipales posibles de conformarse:

  • Entre municipalidades distritales, de una o más provincias, de uno o más departamentos, colindantes geográficamente o no.
  • Entre municipalidades provinciales, de uno o más departamentos, colindantes geográficamente o no.
  • Entre municipalidades distritales y provinciales, de uno o más departamentos, colindantes geográficamente o no.

Incentivos y financiamiento

Las Mancomunidades Municipales gozan de los siguientes incentivos:

a)    Los proyectos de inversión pública de alcance intermunicipal presentados por las mancomunidades, tienen prioridad en su evaluación en el marco de las disposiciones del Sistema Nacional de Inversión Pública y demás normas vigentes.

b)    Las mancomunidades formadas son priorizadas en el Plan Nacional de Capacitación y Asistencia Técnica en Gestión Pública para la obtención de acreditación de las municipalidades que las integran, y para la transferencia de programas sociales y funciones sectoriales.

Para el financiamiento de las acciones o proyectos promovidos por las Mancomunidades Municipales, se recurrirá a los aportes de las municipalidades involucradas, así como a las donaciones que pudieran conseguir. Asimismo, pueden promover proyectos ante entidades nacionales e internacionales, públicas y/o privadas, pudiendo para ello gestionar recursos financieros, humanos y técnicos ante distintas fuentes, en concordancia con las normas vigentes sobre la materia.

La Mancomunidad Municipal es una entidad pública de tratamiento especial, con autonomía presupuestal, que cumple las fases del proceso presupuestario de programación, formulación, aprobación, ejecución y evaluación; y está sujeta a los Sistemas de la Administración Financiera del Sector Público, acorde a sus especiales necesidades de funcionamiento, que serán consideradas en las disposiciones que emitirá el Ministerio de Economía y Finanzas.

Los recursos no ejecutados anualmente, por concepto de las transferencias financieras, constituyen Saldos de Balance para la ejecución de proyectos de inversión pública u obras y la prestación de servicios. Dichos recursos se incorporan, por resolución del titular de la Mancomunidad Municipal, en la fuente de financiamiento que los originó, no pudiendo ser destinados a un fin distinto al que fueron asignados.

Las Mancomunidades Municipales podrán comprometer los recursos correspondientes a canon y sobrecanon, regalías, FONCOMUN y Participación de Rentas de Aduanas para financiamiento o cofinanciamiento de los proyectos de inversión pública que tengan alcance intermunicipal, en el marco de las normas y disposiciones presupuestales vigentes.

Los proyectos de inversión de las Mancomunidades Municipales tienen prioridad en la jerarquía y ponderación para la asignación de los recursos del Fondo de Promoción a la Inversión Pública Regional y Local (FONIPREL), creado por la Ley Nº 29125.

La Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) prioriza las solicitudes de las mancomunidades formadas para la canalización, preparación y ejecución de planes, programas y proyectos de Cooperación Técnica Internacional.

El proyecto de inversión pública de la Mancomunidad Municipal, para su consideración en el presupuesto participativo de un Gobierno Regional, deberá contar con la declaración de viabilidad otorgada en el marco del SNIP, como requisito previo a su ejecución.

Funcionamiento

Las Mancomunidades Municipales implementan sus objetivos a través de las relaciones de coordinación, colaboración y cooperación que se establezcan entre sí, y con las entidades públicas y/o privadas que correspondan.

Las Mancomunidades Municipales podrán ejercer las competencias y funciones específicas, exclusivas y compartidas, señaladas en la Ley Orgánica de Municipalidades u otra norma legal, que le hayan sido delegadas por las municipalidades intervinientes.  El Gerente General de la Mancomunidad Municipal resuelve los asuntos materia de su competencia, emite resoluciones gerenciales y constituye la última instancia de carácter administrativo en la entidad.

En relación al nivel de coordinación, los gobiernos regionales pueden constituirse en aliados estratégicos para promover y orientar el desarrollo de las Mancomunidades Municipales a través de:

  • La inclusión de sus objetivos estratégicos en los planes de desarrollo concertado,
  • La promoción y/o búsqueda de financiamiento, de conformidad con la normatividad vigente, por parte de entidades nacionales y extranjeras, públicas o privadas;
  • Otras acciones de apoyo, orientadas al desarrollo económico sostenible, distrital, provincial y regional.

Las universidades públicas son actores que pueden promover el desarrollo integral de las Mancomunidades Municipales ubicadas en el departamento en el cual operan, a través de acciones de capacitación y asistencia técnica, en la formulación y gestión de obras o proyectos de inversión pública, gestión administrativa, planeamiento del desarrollo, desarrollo productivo y en otras materias que éstas requieran, a través de convenios de cooperación.

Finalmente, la Mancomunidad Municipal podrá suscribir convenios de coordinación, colaboración y cooperación con entidades privadas y públicas, a fin de contribuir al cumplimiento de sus fines. La Mancomunidad Municipal podrá suscribir convenios de administración de recursos, costos compartidos y similares.

Disolución

La disolución de la Mancomunidad Municipal procede al vencimiento del plazo de duración; por cumplimiento de su objetivo; por la separación voluntaria de una municipalidad, en una Mancomunidad Municipal conformada por solamente dos municipalidades; y por otras causales previstas en el Estatuto de la Mancomunidad.

 

Para mayor información mira el Facebook de la MMCI