Minería

El Oro

Geológicamente, la cuenca Madre de Dios es bastante diversa y la cuenca Inambari es, comparada con los otros tributarios, la sub-cuenca geológicamente más diversa. Sin embargo, hasta la fecha solamente se han identificado dos principales minerales: el oro y el uranio (torta amarilla). El oro ha sido explotado por operaciones artesanales en la cuenca Madre de Dios durante más de un siglo. Desde 1980, sin embargo, esta actividad ha crecido de manera exponencial y ahora se lleva a cabo en casi todas las sub-cuencas y tributarios del Madre de Dios, así como también en casi toda la sub-cuenca Inambari. En el caso del Inambari, la minería aurífera ahora se lleva a cabo desde las tierras bajas amazónicas hasta zonas ubicadas a elevaciones mayores de 4,000 metros.

A partir de 1980 los sitios de operación y extracción de oro comenzaron a expandirse, y esta vez con operaciones más grandes basadas en maquinaria pesada y sofisticada, lo cual se hizo más evidente en el piedemonte de la cuenca Inambari y Colorado. La zona minera Huepetuhe ha transformado la zona de piedemonte andino en un paisaje cubierto de relaves mineros, charcas y arroyos artificiales, así como ríos llenos de sedimentos. La remoción de bosque de piedemonte en esta zona ha sido tal que actualmente las cuencas Inambari y Colorado están conectadas hidrográficamente. También existe extracción de oro a lo largo de los ríos Madre de Dios, Chilive y Blanco. La pavimentación de la Carretera Interoceánica también ha facilitado el incremento de inversión externa en la minería ya que el transporte de maquinaria pesada, combustible y otros bienes que llegan desde Lima, Cusco y otras ciudades es ahora mucho más eficiente. Actualmente es fácil observar la presencia de cargadores frontales, camiones y otros equipos de trabajo a lo largo de los ríos en la cuenca Inambari o en zonas más altas, las cuales antiguamente eran zonas de depósitos aluviales. En su mayoría el oro se extrae usando las zarandas y es amalgamado con mercurio.

Ha habido intentos para controlar las operaciones ilegales de extracción de oro en la cuenca Inambari, tales como la eliminación de las dragas en el río. Sin embargo no es claro si estas medidas hacen mucha diferencia teniendo en cuenta la cantidad y la amplia distribución de maquinaria pesada que ahora se utiliza a lo largo de los ríos y laderas cercanas para remover el terreno y extraer el oro. A partir de la distribución de los mineros, casi toda la cuenca Inambari puede ser vista como una zona generalizada de minería aurífera aluvial en la zona del piedemonte andino y que abarca desde la puna alta hasta las llanuras de inundación en las tierras bajas. Por lo tanto, la minería se va a distribuir tanto río arriba como río abajo de la propuesta represa Inambari. El embalse de la represa Inambari inundaría muchas zonas de extracción de oro y obligaría a facilitar nuevas concesiones. Si se facilitan más concesiones mineras aguas arriba aumentaría la erosión y destrucción de las quebradas arriba de la represa. En la actualidad, los mineros que trabajan en las orillas de los ríos están obligados a detener sus operaciones durante los meses más lluviosos debido al peligro que representa las fluctuaciones del nivel de los ríos y que podrían conducir a la pérdida de vidas y de maquinaria. La represa Inambari, sin embargo, podría conllevar a un control de la fluctuación del río aguas abajo, lo que permitiría permanecer a los mineros en las planicies de inundación durante todo el año, aumentando también los impactos de la minería en el Bajo Inambari. El control de la fluctuación del río también impulsaría la colonización agrícola que históricamente ha acompañado a la minería aurífera, como ocurrió en los alrededores de la región Huepetuhe.

La torta amarilla (uranio)

La torta amarilla o urania es un tipo de uranio que se extrae en países como Australia, Kazajistán, Canadá y Rusia, los mayores productores. Se llama torta amarilla por el color del polvo producido al triturar y purificar la urania. La mayor parte del mineral se utiliza para la producción de energía nuclear. Por décadas se ha sabido de la existencia de depósitos de uranio en cantidades suficientes para ser explotadas económicamente en la meseta Macusani en la parte alta del río San Gabán, una sub-cuenca del Inambari, y el gobierno ya ha demarcado las concesiones para ello. Estas concesiones se encuentran ahora en su mayoría manejadas por la compañía canadiense Macusani Yellowcake Inc.

El uranio es ligeramente radiactivo, pero los elementos con los que está asociado, especialmente radio y radón, son altamente radiactivos. Los relaves y otros subproductos de la minería de uranio deben ser cuidadosamente eliminados para evitar la contaminación del medio ambiente, especialmente las quebradas y ríos, o algún embalse río abajo. Para purificar el mineral se necesitan grandes cantidades de agua y estos deben ser retenidos y tratados para evitar la contaminación. Además el gas radón, asociado con la minería de la torta amarilla, puede ingresar en el ciclo del agua a través de la lluvia. Una vez en el agua las partículas altamente radiactivas pueden entrar en la cadena alimenticia, y el embalse de la represa Inambari tendría que estar muy bien monitoreado si las operaciones de extracción de urania en la meseta Macusani comienzan a expandirse.

A continuación se presentan algunos gráficos que complementan la información del texto:

Influencia de la concentración de sedimentos totales en la transparencia del agua, útil para predecir los efectos del incremento de erosión o represamiento del río sobre la disponibilidad de luz (ver gráfico).

Relación entre la descarga de sedimentos suspendidos y la descarga del agua del río Inambari y quebradas, usado para predecir la carga de sedimentos en los ríos y la tasa de llenado en el reservorio (ver gráfico).

Relación que muestra la influencia de la velocidad de corriente sobre la concentración de sedimentos suspendidos totales en los afluentes del río Inambari, útil para predecir los niveles de sedimentos (ver gráfico).

Relación que muestra la variación de la concentración de sedimentos suspendidos totales con la elevación para los hábitats acuáticos de la cuenca del Inambari (ver gráfico).

Relación entre la descarga total de fósforo (g/s) y la descarga de agua (m3/s) en los tributarios de la cuenca del río Inambari, útil para estimar el balance de nutrientes en el reservorio y la disminución del aporte de nutrientes debajo de la represa (ver gráfico).

Relación que muestra la influencia de la actividad minera en las concentraciones de fosforo total en los afluentes del río Inambari, útiles para la predicción de los impactos de la minería en la carga de nutrientes y productividad en la represa (ver gráfico).

Relación que muestra la influencia de la actividad minera en la concentración de sedimentos suspendidos totales en los afluentes del Inambari, útil para la predicción de los impactos de las actividades mineras sobre el balance de sedimentos en la represa (ver gráfico).

Relación entre la descarga de sedimentos suspendidos y la descarga de agua de los afluentes del río Inambari. Útil para predecir la carga de sedimentos y la tasa de llenado de la represa de Inambari propuesta. Notamos un flujo de sedimentos excepcional (ver gráfico).

Relación que muestra la influencia de la actividad minera en la concentración de sedimentos suspendidos totales en el río Inambari, útil para predecir los impactos de la minería en la cuenca de drenaje del reservorio (ver gráfico)

Relación que muestra un incremento gradual en el pH con la elevación, para muchos hábitats acuáticos en la cuenca del Inambari. Notamos pH excepcionalmente bajos en los lagos de bofedales y en sitios de minería (ver gráfico).

Relación que muestra poca variación en la concentración de fosforo totales con la elevación, para los habitas acuáticos de la cuenca del Inambari, notamos efecto de la actividades mineras en la parte baja de la cuenca (ver gráfico).