C.H. San Gabán

La primera represa construida en la cuenca Inambari  y la única operativa actualmente es la Central Hidroeléctrica San Gabán II.

  • Potencia instalada: 110 MW.
  • Caudal de diseño: 19 m3 por segundo.
  • Salto neto: 664 m.

Se terminó de construir en el año 2000 y está ubicada a  2090 msnm, en una zona de rápidos del río San Gabán. Pese a estar en la misma cuenca, la Central Hidroeléctrica San Gaban II se encuentra emplazada en un territorio con características geográficas, ambientales y ecológicas muy diferentes a las que encontramos en el lugar donde se quiere construir la Central Hidroeléctrica Inambari.

San Gabán fue financiada principalmente por el Banco de Exportación e Importación de Japón (Eximbank) con $ 155 millones durante el gobierno de Fujimori. En general la población local de Puno se mostró a favor de la construcción de esta represa debido a una urgente necesidad  de energía. La energía que San Gabán II produce tiene tres líneas de transmisión que se conectan a la red nacional, proveen energía a las localidades andinas más cercanas como Quincemil, Macusani y Ollachea dentro de la cuenca Inambari, y también a la localidad de Azángaro fuera de la cuenca amazónica, desde donde se redistribuye hacia otros pueblos y ciudades del sur de Puno.

Se ha estimado que la cuenca del río San Gabán tiene un potencial hidroeléctrico de aproximadamente 900 MW, sin embargo en la actualidad esta represa produce menos de 125 MW a partir de un valor de descarga de 19 m3 por segundo. Este valor de descarga representa menos de 0.025 de la descarga que existe en la zona donde se ha propuesto la construcción de la represa Inambari. En términos climatológicos existe una considerable preocupación sobre la influencia de los eventos El Niño/La Niña en la región, los cuales se manifiestan como una disminución/incremento de la precipitación normal. Algunos planes de mitigación están en marcha para hacer frente a estas amenazas.

El proyecto San Gabán I (150 MW) que tiene estudios completos participó exitosamente en el año 2011 en una subasta de ProInversión para obtener la concesión definitiva, pero debido a que no se realizó ningún trabajo esa concesión ha ahora (julio del 2014) caducado.