Humedales Naturales

El término ‘humedales naturales’ puede conllevar a cierta confusión e interpretarse que son zonas con poca o ninguna influencia humana. La clasificación RAMSAR refiere que los humedales generalmente no son producto de las actividades humanas, sin embargo muchos de ellos están y han estado bajo influencia de las actividades humanas por largos periodos de tiempo. Por ejemplo, una pradera andina con animales en pastoreo es un humedal natural, así como los pastizales de puna, sin embargo su situación actual es de alguna manera el resultado de la presencia de alpacas domésticas y otros camélidos desde tiempos de los incas.

A pesar de la descontrolada minería aurífera y la tala en la cuenca Madre de Dios, la mayoría de los humedales que existen dentro de esta cuenca se mantienen relativamente en su estado natural, ya que gran parte de su vegetación está  intacta y sus ríos y arroyos no han sido alterados en gran escala.

Los humedales naturales que hemos identificado dentro de la cuenca Madre de Dios (la mayoría de ejemplos fotográficos provienen de la cuenca del Inambari) son: