Lagos permanentes

Clasificación Ramsar: Lagos permanentes de agua dulce -incluye a los lagos de herradura, cochas-. 

No existen grandes lagos en la cuenca Madre de Dios, sin embargo al menos 2,700 lagos se observan en las zonas andinas, la mayoría ubicados por encima de los 4,000 msnm, justo debajo de la línea de nieve permanente. La mayoría son pequeños y de menos de 2 hectáreas de superficie, aparentemente alimentados por el deshielo de los glaciares. Ramsar reconoce solamente los cuerpos de agua como lagos cuando tienen al menos 8 hectáreas, sin embargo, dado el elevado número de lagos pequeños que existen en las partes alto andinas de la cuenca, podría ser más adecuado considerar una categoría de humedal del tipo “zona de lagos (lagunas)”, a áreas donde ocurre una alta densidad de pequeños lagos.

En las partes bajas de la cuenca existen pocos lagos (localmente conocidos como “cochas”), los cuales se ubican principalmente en las planicies de inundación de los mayores tributarios. La intensa y constante erosión y sedimentación que ocurre a lo largo de los ríos de Selva Baja resulta en “el abandono” de algunas secciones del canal, lo cual sugiere una producción casi constante de estos cuerpos de agua. El lago permanente más grande es Lago Valencia, aguas abajo de Puerto Maldonado, que tiene una superficie de 506 hectáreas, y es la principal zona de pesca que abastece de boquichico y yahuarachi a la ciudad, especies que forman parte de la dieta diaria de los pobladores en las partes bajas de la cuenca Madre de Dios.